Energía Solar Térmica. –

La energía solar térmica o energía termosolar consiste en el aprovechamiento del calor producido por la energía del Sol. Este calor puede servir para producir electricidad, para la producción de agua caliente para uso doméstico, e industrial, para cocinar alimentos, o para producir frío con máquinas de absorción. La energía solar térmica ha sido usada desde la prehistoria, los primeros homosapiens “primeros primates” se reunían bajo el sol de la mañana para calentarse, cuando decidieron crear asentamientos “primeros poblados” orientaban la puerta de la choza hacia el sol para que calentara el interior. 

Los colectores de energía solar térmica se clasifican:

  • Colectores de baja temperatura. – Son normalmente planos, se utiliza para el calentamiento del agua para dar servicio de agua caliente sanitaria, o calefacción a nivel doméstico, o pequeñas empresas.

  • Colectores de media temperatura. – Son aquellos que pueden alcanzar temperaturas en rangos desde los 60°C, hasta 250°C, se utilizan para dar cobertura a la demanda de agua caliente sanitaria de hoteles, hospitales, bloques de viviendas… etc. Así mismo podemos ampliar su utilización para la generación de electricidad a baja escala. Existen dos tipos los colectores planos y los colectores de tubos de vacío.

 

  • Colectores de alta temperatura. – Estos colectores pueden ser cóncavos, o planos generalmente son lentes, o espejos que concentran la luz solar en un punto, esto hace que se caliente un fluido a punto de ebullición creando vapor. Este vapor mueve unas turbinas que están conectadas a unas dinamos para producir electricidad.